Cómo impacta el ejercicio físico en nuestro cerebro

¿Eres de esas personas que envidian a sus amigos que hacen deporte? A partir de ahora, tendrás un nuevo motivo para imitarles además de mejorar tu salud y tener un…

Continuar leyendo Cómo impacta el ejercicio físico en nuestro cerebro

¿Sabías que el aburrimiento puede ser productivo?

Newton descubrió la Ley de la Gravedad paseando por su jardín con las manos en los bolsillos. Descartes escribió El discurso del método aislado por la nieve. Y podríamos seguir… pero, sin ir más lejos,…

Continuar leyendo ¿Sabías que el aburrimiento puede ser productivo?

Ponle sabor a tu día a día con confianza y resiliencia

No son tiempos fáciles pero son perfectos para crecer frente a la adversidad. Comparto algunas claves que nos ayudarán a crecer en confianza y resiliencia, mis palabras mágicas. Fluir y…

Continuar leyendo Ponle sabor a tu día a día con confianza y resiliencia

La vida es cambio y ante los cambios la regla número uno es… ¡Actitud positiva!

En BeUp nos hemos adaptado a la nueva situación de trabajo virtual y hemos transformado la relación con nuestros clientes manteniendo nuestro nivel de afectividad y efectividad. Hemos transformado nuestros…

Continuar leyendo La vida es cambio y ante los cambios la regla número uno es… ¡Actitud positiva!

Claves para teletrabajadores nóveles

La vida es cambio, ¿cuántas veces lo hemos dicho o escuchado? Aun así cuando un tsunami azota nuestras vidas, como ahora con la pandemia del covid 19, nos cuesta adaptarnos. Y sin embargo, es la única y mejor opción. Adaptación desde una actitud positiva es la clave.

En apenas unos días muchos habéis pasado de una cultura presencial a la virtualidad, es decir, a teletrabajar. A pesar de las dificultades, somos muy afortunados los que podemos continuar con nuestra actividad desde nuestros hogares. Para vosotros, teletrabajadores nóveles he preparado estas pautas que espero os resulten útiles.

La familia, lo primero

Se trata de ser productivos y no reactivos. ¿Qué quiero decir con esto? Pues que antes de empezar con tu jornada de teletrabajo, organices la jornada con tu familia. Organizar un horario en el que todos tengan cosas que hacer, es importante. Puedes incluir tareas domésticas, juegos, descansos, lectura, etc. Si tienes peques, haz coincidir tus descansos con el  tiempo compartido porque estarán deseando estar contigo. Y ya tendrás tiempo para ti cuando ellos se vayan a dormir. Es importante mantener horarios habituales. También recomiendo madrugar antes que los demás, si necesitas mayor concentración. Esas horas matinales son superprovechosas para avanzar temas en los que necesitas dar lo mejor de ti.

Concentración, ¡¡¡cómo!!!

Si tenemos en cuenta cómo aprende el cerebro y sus necesidades para mantener la atención, hay una premisa muy importante: menos es más. Esto tiene que ver con evitar la multitarea y centrarse en una cosa cada vez. Esto es bien difícil porque el peor distractor es nuestro propio aburrimiento y la curiosidad… Puedes comprobar cuántas ventanas mantienes abiertas al mismo tiempo en tu ordenador, mientras realizas una misma tarea. De media, solemos cambiar de ventana o programa unas treinta y seis veces por hora, y en días de trabajo podemos visitar hasta 40 páginas webs distintas, pero nuestra densidad atencional es limitada.

La ciencia nos demuestra que no podemos abarcar más de cuatro conceptos a la vez cuando uno de ellos es nuevo. Y si hablamos de tareas, funcionamos solo con dos al mismo tiempo, el córtex prefrontal divide literalmente su atención en estas dos tareas y cuando entra una tercera no hay espacio atencional suficiente y solemos errar y estar más estresados. Los estudios sugieren que quienes realizan multitareas son menos eficaces filtrando y reteniendo información importante, recopilan datos ajenos a la tarea relacionada con la información, presentan más dificultades al extraer información de la memoria tanto a largo como a corto plazo y son más lentos a la hora de pasar de una tarea a otra. La multitarea aumenta el rendimiento en los ordenadores pero no ocurre lo mismo en los humanos. Otro criterio sería la gestión de la energía. Es importante realizar descansos cada hora o máximo cada 90 minutos.

Márcate un horario

Hay estudios que hablan de la ventaja de madrugar y empezar lo antes posible a trabajar. Sin embargo, hay personas que se concentran más por las noches y esto es respetable. Sin embargo, puede ser el inicio de un círculo vicioso muy negativo para la familia o personas que conviven contigo. Por eso, yo recomiendo empezar pronto a trabajar y después dedicar tiempo a entretenerse juntos… es decir, no ir a destiempo del resto de personas con las que convives.

No seas esclavo del mail

Soy muy radical… y te aconsejo cerrarlo y abrirlo según como lo hayas establecido. Si hay urgencias, te contactarán por teléfono o el sistema de mensajería que tengas con tu empresa.

Normaliza tus vínculos con compañeros y jefes

Ahora que estamos viviendo un momento complicado de aislamiento, es fundamental el contacto virtual. Esto se puede fomentar con videollamadas diarias en las que se hable además del trabajo, de lo emocional, de cómo estamos. También con algún canal en el que poder compartir otro tipo de cosas ajenas al trabajo. Nosotros en BeUp utilizamos slack y tenemos un canal específico para compartir temas de la situación actual, más allá del trabajo.

Fin de la jornada en casa

Es importante entender que tienes una jornada cuando estás teletrabajando, porque muchas veces seguimos y seguimos… También depende de tus horarios, es fundamental si trabajas en equipo, acordar juntos ese horario compartido para no ir a destiempo. Mantener el contacto es importante en estos días de aislamiento físico. Cultivar la empatía frente al confinamiento que todos viviremos las próximas semanas será vital para mantenernos emocionalmente fuertes y positivos.

(más…)

Continuar leyendo Claves para teletrabajadores nóveles

Cultura del aprendizaje, el ADN imprescindible

¿Cuántos libros lees al año? Bill Gates decía a New York Times que unos 50. No hay líder ni profesional renombrado sin curiosidad insaciable. Como pedagoga, sé firmemente que el aprendizaje constante es la clave del crecimiento y por tanto del éxito.

De hecho, este post parte de la lectura inspiradora de un artículo de Marcel Schwantes titulado, Bill Gates Now Asks 1 Question That He Says ‘Would Have Been Laughable to Me When I Was 25’ en la revista Inc, que me he permitido adaptar. Coincido plenamente con sus tres claves beneficiosas para empresas y sociedades, tanto que son premisas con las que trabajo desde hace décadas.

Comparto estas tres claves que he utilizado en mi vida y en mi empresa BeUp – primero de una forma intuitiva y desde hace tiempo estructurada –, con las que creo que nunca he parado de aprender y de convertirme (confío) en mejor persona y líder:

Sí al talento de los mayores no de 50, sino de 60 y más

El talento es talento, solo que a partir de una edad lo normal es que se transforme en sabiduría. Perder a estas personas en el entorno laboral o personal no tiene sentido. Las razones son muchas: aportan un nivel de experiencia, pensamiento crítico y conocimiento que sin ellos es difícil de transmitir a las generaciones más jóvenes. Los trabajadores senior, saben qué preguntas hacer, tienen una ética de trabajo sólida, y saben cómo hacer bien su trabajo.

Las reglas cambian pero hay una que siempre es la misma: si el éxito depende de atraer y retener a los mejores, ¿tiene sentido excluir a los que están en su quinta década o más allá?

En Estados Unidos, los Baby Boomers, muy castigados durante la gran crisis, están volviendo a ingresar en el mundo laboral. Es una tendencia creo que imparable que también comienzo a ver en España.

“Mentores inversos”, porque el talento es talento

Retener el talento de los más jóvenes tiene muchos ingredientes y uno de ellos es hacerles ver su talento, y ¿qué mejor forma que convertirlos en mentores?

Fue Jack Welch en los 90 quien implementó la tutoría inversa para que 500 de sus altos ejecutivos aprendieran sobre tecnología e Internet. Con los años, el reverse mentoring (en BeUp somos unos enamorados del mentoring) ha evolucionado más allá del intercambio de conocimientos sobre tecnología para compartir nuevos enfoques de estrategia, liderazgo, cultura y compromiso. Cada vez hay más directivos y ejecutivos que buscan aportes de sus aprendices para conocerlos mejor, discutir dilemas organizacionales y solicitar comentarios sobre asuntos importantes.

Cultiva el poder de la curiosidad.

Harvard Business Review expone que las personas con un mayor “cociente de curiosidad” (CQ) generan ideas más originales y un “estilo de pensamiento” que conduce a niveles más altos de adquisición de conocimiento con el tiempo.

Otros estudios sugieren que las personas curiosas tienen mejores relaciones, se conectan mejor y disfrutan más de socializar. De hecho, nos sentimos más atraídos por las personas que muestran curiosidad. Así que cultivar la curiosidad en nuestra empresa, con nuestros hijos, amigos o cualquier otro ámbito es clave para llegar a mejores soluciones tanto si hablamos de problemas complejos como sencillos.

Por último, no se me ocurre mejor forma de cerrar este post que con esta maravillosa frase que no solo expresa sabiduría sino también una inmensa humildad:

“No tengo talentos especiales. Solo soy apasionadamente curioso”.

– Albert Einstein

(más…)

Continuar leyendo Cultura del aprendizaje, el ADN imprescindible